No, hoy no escribo yo, hoy lo hace una de esas personas que la vida me ha regalado.

El es amigo y compañero de profesión, Fernando Álvarez. Tenía claro que la primera persona que escribiese en mi blog este año y no fuese yo, claro está, serías tú.

Todo lo que hace lo hace por vocación. Su derroche de esfuerzo, su pasión por el buen hacer, el entusiasmo y el compromiso, forman parte de este gran hombre.

Él es Coach Deportivo, si a eso le unimos la pasión que yo tengo por el deporte y las personas…, ¡sale la mezcla explosiva!

Vivimos lejos uno del otro, pero eso no es impedimento para compartir puntos de vista. O cuando tenemos la oportunidad de vermos, aprovecharlo al máximo con charlas que pueden durar horas.

Estoy segura que este va a ser tu año, Fernando. Y deseo y espero estar cerca para poder disfrutar de ello. ¡A conseguir Metas, Amigo!

Por Fernando Álvarez

Estos meses de atrás me han hecho reflexionar a cerca de la importancia de creer en las capacidades de uno mismo siendo realista a la vez que optimista. Para mí el realista es aquella persona que es capaz de intentar ver su vida desde un prisma amplio, mirando al área laboral, social, familiar y de ocio y  a cómo interactuamos con los demás y con nosotros mismos en todas estas facetas de la vida, y así conocer cuál es su situación, sus puntos fuertes y sus puntos de mejora, con las oportunidades que se derivan de todo este análisis.


Cuando mi amiga Carmen Prada, gran profesional en el área de Gestión de Personas, del talento y de las emociones, me invitó a escribir en su página web, pensé en tratar el tema de las metas, de la consecución de objetivos, ella sabe que para mi es un tema capital y que llevo siempre puesta su pulsera ( consigue tus metas ) y a su vez pensé en mi Escuela de Fútbol, la de Villaverde, donde llevo ya trabajando dos temporadas con los entrenadores y con los jugadores.
Sin duda es un gran reto, se trata de una Escuela de Fútbol con 400 chavales, con un denominador común: todos ellos quieren ganar. Hace dos años, mi compañero de empresa Airam que además de jugar en un equipo de la Escuela de Fútbol de Villaverde, era entrenador de Porteros, me propuso este reto, poder incorporarme como Coach de la Escuela Deportiva y a raíz de ello, tuve la entrevista con el Equipo Directivo, los tres Sergios ( Fernández, García y Paredes ) , y una vez comencé, nunca pensé que iba a aprender tanto.


¿ Qué me encuentro allí cuando estoy con todos ellos? Como decía, todos ellos quieren ganar, ser los mejores, su nivel de motivación en general es altísimo. Sin embargo, querer ser el mejor, conlleva enfrentarse a uno de los grandes enemigos del ser humano: la comparación con los demás.  Sin embargo, con todos los jugadores, en todas las categorías, trabajamos mucho el trabajo en equipo, de tal manera que si uno falla, puede generar una inercia en el resto del equipo, pero ¿qué es fallar? Aquí vamos más allá de dar un mal pase o no meter gol en un tiro a puerta, fallar significa muchas cosas como no estar motivado, no trabajar y ayudar a los compañeros, no estar concentrado… Aquí el equipo actúa como una gran familia donde a través de las instrucciones y de la gestión de los entrenadores, se trabaja en un afán de superación continua.
En muchas ocasiones les pregunto a los entrenadores cuando hacemos sesiones de Coaching y de trabajo individual: 


¿ Qué parte de ti se ve capaz de alcanzar la meta que te has propuesto?

 ¿Qué pasaría si creyeras en ti y fueras capaz de cambiar pequeños detalles y pulgadas que marcan un camino diferente y alcanzaras tus metas desde el país de la esperanza? 

¿Qué pasaría si dejarás de maquillar tu realidad con conformismo y supieras que eres capaz de generar una realidad nueva que te acerque a aquello a donde quieres llegar?


La respuesta es casi siempre la misma: ” todo esto ya lo estoy trabajando en el campo, en cada entrenamiento” ¿y por qué? Pues porque se enfrentan a un escenario crucial y que sin duda prepara a los chavales para su futuro, como yo digo esto es una ESCUELA DE VIDA, continuamente tienen que estar gestionando resultados, éxitos y derrotas, incluso dentro de los propios entrenamientos y con ello la tolerancia a la frustración, competencia sin duda poderosísima en la Empresa para cuando tengan que trabajar el día de mañana.
Cuando no tenemos desarrollada la capacidad de tolerancia a la frustración, a la mínima de cambio, ante un resultado no esperado, nos podemos sumir en una cadena de pensamientos derrotistas que generan emociones asociadas al tipo de pensamientos que tenemos y nos sentimos mal e incluso se puede llegar a abandonar.
No podemos trazar planes de avance si no sabemos desde donde partimos, porque si no qué más da qué camino elijamos. En el fútbol estamos continuamente observando los datos de uno mismo, los resultados, lo que genera un mayor autoconocimiento y trabajando la resistencia al éxito y al fracaso. 


En el fútbol como en la vida, las cosas no suceden porque sí, sino porque las trabajas. Un deportista suele perder mucho más que ganar, y esas derrotas deben de ser fuente de aprendizaje para conseguir más victorias, en forma de gasolina que sean el combustible que fomenta las capacidades y aptitudes que tienen los jugadores, pero sin duda la victoria más importante es la del crecimiento personal, trabajar en un doble objetivo: ser mejor futbolista y mejor persona el día de mañana y eso conlleva tener mejores relaciones sociales fomentando los valores.
La esencia del éxito se basa en dar respuesta a los acontecimientos de nuestra vida, frente a la dejadez, ya que cuando caemos en la dejadez son otros los que toman las riendas de nuestra locomotora en la vida, por eso trabajamos mucho la autonomía para que desde la responsabilidad podamos superar los obstáculos que se presentan
Y todo ello lo intentamos conseguir desde la gestión de las emociones, prestando atención a las necesidades de cada jugador y darse cuenta de donde están sus prioridades, no renunciar a ellos mismos.


A veces nos pasamos la mayor parte del día pensando y actuando en la zona de preocupación, concedemos poder a cosas que están fuera de nosotros como por ejemplo, a qué piensan los demás sobre nosotros o a decisiones que pueden tener influencia en nuestra vida, pero es una falta de responsabilidad porque dejamos en manos de los demás nuestro destino, sin embargo, si trabajamos en nuestras competencias, en nuestra zona de influencia, la preocupación se va haciendo más pequeño y tenemos las manos sobre el volante de nuestra vida para poder tomar las riendas y dirigirnos hacia delante desde el realismo, desde lo que hay, sin postergar, sabiendo qué herramientas tenemos para salir adelante.


Por tanto, ¿ qué ventajas pueden tener todos estos jugadores en un futuro por el hecho de haber entrenado como fútbolistas?
Casi todas, habrán aprendido a fracasar, a perder, a ganar, a gestionar la victoria, a no darse por vencidos, a seguir adelante, en ser más autónomos, a trabajar en equipo, a ser realistas teniendo un mayor conocimiento de sí mismos y habrán desarrollado una mejor competencia de gestión de emociones y sabrán hacia donde quieren ir en la vida, teniendo en cuenta que sus metas tienen que ser las que ellos quieran y no las que muchas veces nos generamos en base a las demandas y expectativas que nos genera la sociedad, unas metas que cada vez cambian y la insatisfacción y con ello los niveles de satisfacción y de felicidad disminuyen.


Aprendamos a perder, a gestionar la derrota y a saber que un No hoy o una mala cara o un mal resultado hoy, es una piedra en el camino, cógela, mírala y aprende que esa piedra forma parte del camino, un camino donde al final está la meta que buscas. No, no te des la vuelta, no abandones, porque si lo haces, una piedra que es mucho más pequeña en tamaño que tú, habrá hecho que no llegues a esa meta. Prepárate para perder porque esa derrota te va a llevar a la victoria. Aprende a celebrar todo aquello que consigues, prepárate para ganar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button
A %d blogueros les gusta esto: